Una misiva, dirigida a la junta directiva de la institución Deutsche Schule Medellín, expresa su rechazo e inconformidad con que las hijas del actual alcalde suspendido de Medellín, Daniel Quintero, ingresen al colegio. Según los padres que firman la carta, esta no tiene tinte político.

Le recomendamos leer: ¿Qué se sabe de Salvador Ramos, el presunto autor del tiroteo en Texas?

En la carta, algunos padres de familia afirman que: “la familia Quintero Osorio se ha hecho públicamente famosa por atacar, descalificar, deshonrar y buscar de manera sistemática y descarada, son prueba alguna, toda estructura social y empresarial fundada en los grandes valores”.

Y por esto rechazan y les indigna la decisión de aceptar a Maia y Aleia Quintero, en la institución educativa.

Quintero, a través de su cuenta de Twitter, compartió esta carta con una sencilla frase “dolor en el alma”; sin embargo, horas después también comparte la respuesta que estudiantes de la misma institución hicieron a estos padres de familia.

“Preocupación con la inconformidad”

En esta segunda carta sobre el asunto de la admisión de la hija de Quintero, se muestra el rechazo a la carta y genera varias dudas frente a los valores que se imparten en la institución.

“Consideramos que el colegio no se debería involucrar con algo que claramente tiene como objetivo un asunto político, y a raíz de este perjudicaría a una niña de Prekinder la cual no tiene entendimiento de la situación”. 

Los estudiantes afirman sentirse tristes y molestos, ya que estos actos generarían una polarización política frente a los ideales de las diferentes familias que hacen parte de esta comunidad.

“Al pretender quebrantar el derecho a la educación de una niña (…) se contradicen los valores de los que el colegio tanto se enorgullece. También nos parece importante resaltar que en esta institución los padres, el colegio, figuran simplemente como padre y no como representantes de sus profesiones”.