La ex representante a la Cámara Yidis Medina le dijo a la Corte Suprema que cuando su asesor César Guzmán consiguió un nombramiento en el Ministerio del Interior, ella envió la hoja de vida de una prima para conservar el cargo que había recibido como pago por su voto por la reelección del presidente Uribe.

Al igual que Guzmán, el nombre de Marghori Mejía Padilla, la prima de Yidis Medina, figura en los listados de contratación de la Empresa Territorial para la Salud, ETESA, que depende del Ministerio de Protección Social, desde entonces a cargo de Diego Palacio, quien ya ha sido investigado por ofrecerle prebendas a Yidis Medina a cambio de su voto.

Marghori Mejía, de acuerdo con los archivos de ETESA, ejecutó dos contratos, por 22.5 y 17.7 millones de pesos en la vigencia fiscal de 2007, y hasta el 23 de diciembre de 2007, fue la delegada de ETESA para la vigilancia de rifas y juegos en los departamentos de Santander y Vichada, cargo que actualmente tiene José Agustín Quecho Angarita, a quien Yidis Medina define como otro de sus recomendados.

La ex congresista le dijo a la Corte Suprema que los encargados de ordenar el nombramiento de su prima, en reemplazo de su asesor, fueron el secretario general de la Presidencia, Bernardo Moreno, y Claudia Salgado, asesora del ministro Diego Palacio.