Si algo mantuvo atado a la vida a Óscar Tulio Lizcano durante estos 8 años, fue el amor por su esposa, Marta Arango… Mi barquerita, como él la llama, era la inspiración de los poemas que escribió durante su secuestro… Hoy ese amor que desafió el secuestro tuvo una conmovedora manifestación pública…

Óscar Tulio Lizcano habló con ella por teléfono frente a las cámaras de todos los medios de comunicación… fueron apenas unos segundos que quedarán grabados para siempre para quienes los presenciaron.

Esa fue la primera llamada que recibió Oscar Tulio Lizcano después de volver a la libertad, en medio del llanto el ex congresista se lamentó con su Barquerita por los mas de 20 poemas que le había escrito en cautiverio y que tuvo que dejar en la selva…

Desde hace 31 años, ella es la musa de sus poemas… su inspiración… que desde la selva bautizó como la Barquerita, porque según Lizcano, ella fue la que manejó el barco, durante los 8 años que el no estuvo…

“tu que tantas tempestades pasaste y yo le digo mi lizcanito pues porque era como una forma para que él identificara mis mensajes”…

Hoy se preparaba para otro mensaje, uno parecido al que le envió hace unos meses… en el que le decía que pronto se iban a abrazar y así iban a olvidar toda la amargura… pero no tuvo que repetírselo…

Publicidad

“que dicha que ya estas con nosotros, ya vas a estar por siempre con nosotros”….

Para Marta, la Barquerita de Lizcano ahora solo queda abrazar a su esposo y tratar de recuperar la alegría que por tanto tiempo tuvo secuestrada…

“recuperar nuestras vidas y los 8 años que nos quitó las FARC”

Muchos no creen en los presentimientos, pero algo pasaba en el corazón de los Lizcano… Su hijo soñó anoche que el ex congresista volvía a la libertad, su esposa había dicho en Las Voces del Secuestro, que esperaba que este fuera el último mensaje al cautivo, y hace apenas tres días habían mandado a hacer una pancarta dándole la bienvenida.


En las últimas semanas los presentimientos de la familia Lizcano se fueron haciendo mas frecuentes…

Tanto que Luz Amparo, una de las hermanas del ex congresista ya había mandado a hacer desde hace unas semanas, las pancartas para celebrar su liberación…

Después fueron los mensajes de Marta su esposa, el martes pasado le dijo que esperaba que esa fuera la ultima fecha, porque cunado lo liberaran, todo el dolor se iba a borrar de un tajo y anoche le dijo a su lizcanito, como ella lo llama, que estaba segura que llegaría pronto…

Pero el sueño de Juan Carlos su hijo menor, fue el anuncio de la felicidad que hoy vive la familia lizcano…

Muy temprano esposa, hijos, hermanos y sobrinos del caldense de 62 años, comenzaron el camino para el reencuentro que esperaron y soñaron por 8 años, dos meses y 21 días de secuestro…