Durante su intervención en el Concordia Live ‘Conversando con la Primera Dama de Colombia: Trabajo colaborativo, coordinado y solidario, con impacto social’, María Juliana Ruiz, aseguró que “la primera lección que nos queda de ‘Ayudar Nos Hace Bien’, es justamente ese poder extraordinario que tiene el entrelazar las manos, no importa que tan grandes o pequeñas, qué tan fuertes o débiles, qué color tengan, cuando nos unimos para un propósito común, logramos el objetivo”.

“Cuando unimos nuestras manos podemos hacer un cerco de protección, o podemos extendernos para acercarnos a quienes están lejos, o para apoyar y darle una mano y traer ese entorno seguro a quien lo necesita”, añadió la Primera Dama en el foro web de la organización Concordia.

Y es que desde el pasado 25 de marzo, la señora María Juliana decidió liderar la campaña ‘Ayudar Nos Hace Bien’, la cual tiene como propósito llevar un millón de mercados a la familias más vulnerables en esta coyuntura por el covid-19, una meta que la llevó a convocar a los diferentes sectores de la sociedad y que, gracias a ese trabajo solidario y coordinado, está muy cerca de cumplirse.

A la fecha,  el sector público, el sector privado, la academia y la sociedad civil, que con la donación de $5.000 se sumó en torno a la campaña, se ha contribuido a salvaguardar la nutrición y la seguridad alimentaria de las familias que más lo necesitan.

“A la luz de la pandemia, y con esa visión y ese foco de salvar vidas, de proteger la salud de los colombianos, encontramos supremamente oportuno y preciso el trabajo que veníamos realizando en términos de nutrición, porque a la luz de salvaguardar la salud de los colombianos, se hacía urgente y evidente, la acción concreta en un tema de alimentación para que no faltara los micronutrientes, para que no faltara un plato de comida en una familia y en un hogar y, al mismo tiempo, de poder llevar ese mensaje de nutrición del alma”, señaló Ruiz.

María Juliana recordó que desde que asumió su rol como Primera Dama, la nutrición ha sido el eje central, ya que es esencial para el desarrollo de cualquier ser humano, convirtiéndose en una causa nacional.

“Si bien estamos afrontando un tema de salud, no podemos permitir que a eso se sume un tema de hambre y de desnutrición en el desarrollo social y humano de nuestros ciudadanos. Así es que lo he sentido pertinente y ha sido oportuno, y ha sido tremendamente gratificante poder llegar a los colombianos con nutrición en cuerpo y alma”, afirmó.