Jonatan Tamayo, del partido ASI (Alianza Social Indígena), conocido como el senador Manguito, fue demandado por votar de manera contraria a los lineamientos de su bancada en el Congreso, la de los decentes.

Y esto lo ha venido haciendo en repetidas ocasiones, como cuando la bancada decidió no apoyar las objeciones presidenciales a la JEP… pero Manguito las apoyó. Esta fue la gota que rebosó la copa e hizo que algunos de sus compañeros, como Aída Avella y Gustavo Bolívar, demandaran su investidura.

Sin embargo, hoy, en la audiencia, la Procuraduría dijo que aunque está probado que el senador no ha respetado lo que dijo la coalición frente a diferentes temas, no lo hizo por un interés propio o por favorecer a un tercero. El Consejo de Estado estudiará este argumento y el de los demandantes, que afirman que el congresista incurrió en transfuguismo, para determinar si se le debe decretar la muerte política.

Todo queda en manos, pues, del Consejo de Estado.