El papá de un funcionario actual del Ministerio de Justicia tuvo que renunciar a la administración de una de las empresas de SaludCoop porque lo estaban investigando como usuario de uno de los bienes en custodia de la Dirección de Estupefacientes. Los dueños del inmueble incautado fueron declarados inocentes, pero aún no ha podido recuperar su finca y en la Fiscalía el proceso contra los usurpadores está estancado.