Según Uber, la sorpresa de mañana para despedirse de Colombia no será otra aplicación, a través de una carta se ha generado la expectativa, por ahora la compañía aclara que:

“Uber no se va de Colombia porque quiera. No es su decisión unilateral, sino porque le toca para dar cumplimiento al fallo de la Superintendencia”.

La compañía sigue insistiendo en que el fallo es arbitrario, pues va en contra del ordenamiento jurídico, violando el debido proceso y los derechos constitucionales.

“Con esta decisión pierde el país al cerrarle las puestas a la tecnología, pierde la inversión extranjera y la confianza de miles de emprendedores e inversionistas foráneos”.

En las redes sociales sigue la campaña para que Uber, que cerró el 2019 con más de 300 millones de viajes realizados a través de su aplicación durante seis años, no se vaya del país.