El celular cada día pierde su definición de teléfono. Ahora promete reemplazar a la billetera y el llavero, según las tendencias de la feria de tecnología.