Durante un acto judicial, el padre de una de las victimas de Larry Nassar, exmédico del equipo de gimnasia de EE.UU. acusado de abusar sexualmente de más de un centenar de jóvenes, intentó golpearlo luego de solicitarle a la jueza del caso que le permitiera dejarlos a solas por cinco minutos.

“Me gustaría pedirle que, como parte de la sentencia, me deje cinco minutos a solas en una habitación con este demonio. ¿Podría concederme eso?”, dijo Randall Margraves, petición que fue negada por la jueza.

De igual manera, Margraves volvió a insistir pero en esta ocasión pedía dejarlos a solas tan solo un minuto, solicitud que de nuevo fue rechazada por lo que decidió saltarse el esquema de seguridad e intentar llegar a Nassar para atacarlo, gritando “¡déjenme a ese hijo de p**a!”.

Ante esta fuerte acción, el equipo de seguridad de manera inmediata se hizo cargo de la situación. En cuestión de segundos ya no estaba Nassar en el recinto.

“¡Quiero a ese hijo de p**a! ¡Déjenme un minuto con ese bastardo!”, gritaba al tiempo que la policía le pedía que se calmase antes de proceder a esposarlo y, finalmente, a sacarlo de la sala.

El pasado 24 de enero, Nassar fue condenado a un mínimo de 40 años y un máximo de 175 de cárcel por abusar de más de un centenar de jóvenes gimnastas.