El Juzgado 18 Penal Municipal, con función de control de garantías de esta ciudad, impuso medida de aseguramiento en establecimiento carcelario en contra de Leidy Johanna Díaz Díaz, por el delito de secuestro simple agravado.

Los hechos ocurrieron el pasado 3 de febrero cuando Díaz entró a una habitación del sexto piso del Hospital Universitario Mayor Méderi, donde se encontraba una pareja con su bebé con 24 horas de nacida, y esta mujer presuntamente se hizo pasar por enfermera, ganándose la confianza de los padres, y se llevó a la menor bajo la excusa de que la iba a pesar.

Según se evidenció, la mujer salió de la habitación con la bebé envuelta en una bata de procedimientos clínicos, en el pasillo tomó una chaqueta y subió al noveno piso donde entró a otra habitación y minutos después salió con la chaqueta cerrada hasta el cuello y un morral en sus manos.

La mujer pasó los controles de seguridad iniciales, pero al llegar al último, una vigilante la paró para revisar su morral y vio cómo ella se cogía el abdomen. Cuando le preguntó qué llevaba ahí, Díaz se devolvió e ingresó nuevamente al hospital. El cuerpo de seguridad del Hospital llevó a la indiciada
hasta el 6 piso, donde entregó a la menor a sus padres.

Después de unos minutos, fue capturada en flagrancia por la Policía Nacional, que la puso a disposición del fiscal Gaula que asumió el caso.

En audiencias concentradas, se legalizó la captura, se formuló imputación, cuyos cargos no fueron aceptados por Leidy Johanna Díaz Díaz.

Cabe aclarar que esta mujer había realizado las prácticas de auxiliar de enfermería en el Hospital Universitario Mayor Méderi, las cuales había terminado en noviembre de 2019.