En la búsqueda de explicaciones para los resultados impredecibles del Brexit y las elecciones de Estados Unidos, emergió una empresa dedicada a la guerra sucia en la realidad y la virtualidad para conseguir votos. Ésta dice haber manejado también elecciones en Colombia, donde el resultado del Plebiscito de la Paz se compara con el europeo y norteamericano.

Investigadores judiciales de la OIC, la policía informática de Inglaterra, examinan las bases de datos de los computadores de Cambridge Analytica (CA).

Alexander Nox, un noble inglés, fundador de la empresa, fue grabado ofreciendo sus servicios electorales ilegales a un supuesto precandidato de Sri Lanka, que en realidad era reportero del Canal 4 de Londres.

En la incauta entrevista, Nox asegura que ha aplicado sus técnicas en Suramérica.

Y la página de su empresa da cuenta de su experiencia en el país, que ilustra con una fotografía de Enrique Peñalosa. De todos los mencionados en sus estudios de caso, sólo el alcalde de Bogotá ha negado rotundamente su relación con el inglés.

Le podría interesar: Indicadores: Activistas fantasmas en las campañas presidenciales
Publicidad

Estrategias idénticas a las que Juan Carlos VélezCoordinador del ‘No’, declaró haber utilizado durante la campaña de 2016.

Según la investigación periodística, la empresa de Nox, asociada a la ultraderecha y el servicio secreto inglés, consiguió así votos a favor del Brexit, Donald Trump, la reelección del presidente de Kenya, etc.

El equipo de CA trabaja la técnica del “microperfilamiento” psicológico, que un científico ruso desarrolló para establecer los mensajes que a cada ciberusuario le indignan y estaría dispuesto a compartir.

La investigación busca determinar la forma en la que CA habría utilizado 50 millones de perfiles a los que Facebook le dio acceso total y que habrían sido utilizados, en las campañas con resultados inesperados e impredecibles de la nueva era política.

Pero en la misma grabación, Alexander Nox explicó que dentro del servicio de su empresa está la provisión de empresas intermediarias que oculten su participación en cualquier campaña.