El presidente de Ecuador, Rafael Correa dijo que ciudadanos ecuatorianos le han comunicado que las FARC quiere dialogar sobre la liberación de secuestrados.

En rueda de prensa ecuatoriana, Correa expresó que el contacto con las FARC es indirecto y que son sus ciudadanos quienes han hecho público los mensajes de la guerrilla, "Por obvias razones de seguridad no puedo precisar mucho más, pero esperamos que se restablezca un contacto, netamente humanitario"

Correa anunció que no ‘descansará’ hasta lograr un acuerdo humanitario para la liberación de los secuestrados donde también se encuentran ciudadanos ecuatorianos, así el presidente Álvaro Uribe no lo apruebe. "Nosotros trataremos de liberar rehenes donde haya ecuatorianos, sin tener que pedir permiso a nadie, en un acto humanitario".

Correa también expresó que en conversaciones hechas en París con su homologo Nicolás Sarkozy, coincidieron en "la necesidad de liberar rehenes, y en "la falta de voluntad política del Gobierno colombiano para ir por la liberación" de secuestrados.

El Presidente terminó sus declaraciones afirmando que "Uribe no tiene la voluntad política para liberar rehenes" y que en reuniones con antiguos secuestrados, ellos le expresaron, "todo el camino nos bombardeó Uribe".