En el Guaviare, en la zona en la que fueron rescatados Ingrid Betancourt y 14 secuestrados más, aseguran que las FARC están tomando retaliaciones contra la población.

En las últimas horas fue asesinada una persona y desactivada una granada que, supuestamente, iba a ser detonada contra el hospital de San José del Guaviare.

10 días después del rescate, las FARC comenzaron a tomar represalias contra de la población civil.

El artefacto, que explotó de forma controlada, era una granada de fragmentación que fue abandonada en pleno centro de San José del Guaviare diagonal al Hospital.

Horas más tarde, en la carretera que conduce del municipio el Capricho hacia San José del Guaviare, varios hombres aparentemente del séptimo frente de las FARC, que se hacían pasar por militares.

Emboscaron varios vehículos y asesinaron a una persona.

El hombre identificado como José Fernández tenía 42 años de edad y era comerciante. Hasta el momento en los operativos realizados por las autoridades se logró la captura de cuatro milicianos de las FARC.

Las autoridades adelantan operativos en la capital del Guaviare y caseríos cercanos  para dar con los paraderos de más guerrilleros de las FARC responsables de estos hechos.