Aunque se desconocen los acercamientos reales entre los grupos del ‘No’ al Acuerdo de paz y el Gobierno, el documento que llegó a La Habana este fin de semana es la base para un nuevo Acuerdo.

Mientras en Cuba se discute ese documento, en el Congreso se examinan las formas de refrendar el resultado.