CM& conoció que la Fiscalía y la DEA rastrean a un general venezolano, identificado con el alias de El Sol, por presuntos nexos con una red de narcotráfico que opera en la frontera.

Siete colombianos son señalados de liderar una de las mayores redes de narcotráfico que trafica droga hasta Centroamérica y Estados Unidos.

 La cocaína es procesada en Norte de Santander, y de allí es llevaba a pistas clandestinas en Venezuela, con destino a Belice, Guatemala Honduras, y Estados Unidos

Según la Fiscalía, un general venezolano permitía el ingreso de la droga en la frontera, y además buscaba una serie de escondites, para posteriormente ser transportada. 

“Cuando usted lea hoteles, son los hoteles o los parqueaderos donde llevaban las avionetas y las guardaban. Obviamente todo esto en complicidad con la Guardia Nacional venezolana, teniendo en cuenta que aquí está involucrado un miembro de la Guardia Nacional Venezolana conocido como El Sol”, señala el expediente de la Fiscalía.

En una de las grabaciones en poder del ente acusador, uno de los pilotos encargados de transportar la droga le menciona a uno de los enlaces en Colombia, que todos los detalles tienen que ser informados al ‘El Sol’, esto previo al envió de un nuevo cargamento.

Piloto: Ah sí, sí, no te preocupes que yo enseguida le marco, pero oyó, voy a estar a eso de las 2 de la tarde oyó

Publicidad

Julio: Listo.

Piloto: Cuente con eso mi viejito, cuente con eso, oyó papa,

Julio: Listo, muchas gracias, ahí te vamos avisando.

Piloto: Hágale mi viejo que yo estoy aquí activo, usted le comunica todo a ‘El Sol’ y me pasa el reporte cada vez que tú hablas, oyó.

Julio: Perfecto, perfecto, listo. Entonces Santiago espera su llamadita.

Piloto: Acuérdese que la final fue la última que le entregué, oyó.

Julio: Ya lo tengo sí señor, y ya ‘El sol me la confirmó’.

Piloto: Sí, la última que le entregué. De todas maneras yo ya la mandé para la finca para que usted la revise antes de salir, oyó.

Julio: Ok sí señor, en un ratico pasamos.

Piloto: Hágale que Dios lo bendiga y muchos éxitos oyó papa.

Y es que según la Fiscalía, por orden del alto oficial venezolano los radares en la zona de frontera eran apagados.

«El funcionario de la Guardia Nacional venezolana apagaba los radares, entraban las avionetas, y cuando salían las avionetas pues también apagaban los radares y salían las avionetas», sostiene la Fiscalía.

Incluso, en una interceptación, un piloto le dice al enlace en Colombia que le pida a El Sol dar una instrucción para despegar. 

 Piloto: Que apenas vean el avión prendan luces, bueno.

Julio: Perfecto, perfecto, decirle de una vez,  para que no voltee.

Piloto: Te recomiendo mucho las luces.

La Fiscalía rastrea al alto oficial venezolano, al igual que las autoridades de Estados Unidos.