Luego de tres días de intenso debate, la comisión primera de la Cámara logró aprobar los nueve artículos con más de 100 proposiciones de la reforma política; habrá listas cerradas a partir de 2019 pese a las críticas de algunos sectores. 

La iniciativa de origen gubernamental incluye además la financiación totalmente estatal, la inhabilidad de dos años para cambiar de partido, todas las listas deberán tener 50 % mujeres y se revive el Senado regional. 

Además la reforma incluye la posibilidad que los congresistas puedan ser ministros, habrá límite de tres periodos para congresistas, diputados, concejales y ediles, y los candidatos por firmas podrán aspirar a elecciones nacionales. 

La iniciativa pasa a la plenaria de la Cámara para tener el cuarto debate de ocho que deberá cumplir antes de convertirse en ley.