El Gobierno Nacional expidió el decreto que establece la creación del Registro Nacional de Identificación Balística, con el fin de fortalecer las medidas de control en el porte de armas en Colombia.

Le puede interesar: La fórmula vicepresidencial de Sergio Fajardo se une a Gustavo Petro

Dicho decreto tiene como objetivo mejorar los sistemas de información sobre las armas de fuego que existen en el país con permisos de porte y tenencia.

Este Registro Nacional de identificación balística, llegará a estar listo en el mes de julio del 2023 y contará con dos sistemas: el Sistema de Información de Huella Balística Civil y el Sistema de Información de Huella Balística Criminal.

¿Cuál es la diferencia entres estos dos sistemas de información?

La Huella de Identificación Balística está conformada por las marcas transferidas del arma de fuego a proyectiles y vainillas, durante el proceso de disparo, que las hace únicas e irrepetibles para cada arma de fuego.

En primer lugar, el Sistema de Información de Huella Balística Civil- SIHBC, contiene archivo digital con la información de la huella balística de todas las armas con permiso de tenencia o porte, o aquellas que van a ser adquiridas.

Le puede interesar: Procuraduría levantó la suspensión del alcalde de Ibagué, Andrés Hurtado

Por otro lado, el Sistema de Información de Huella Balística Criminal -SIHBCR, contiene archivo digital con la información de la huella balística de las armas de fuego, vainillas, proyectiles, fragmentos de proyectil, vinculadas a una investigación de carácter penal, cuya información es administrada por la Fiscalía General de la Nación.

Para que un ciudadano que tiene el permiso de porte de armas, es importante que esta arma deba estar debidamente registrada y “empadrnada” en el Sistema de Información de Huella Balística Civil- SIHBC; pistolas, subametralladoras, revólveres, fusiles, carabinas, armas automáticas, escopetas y rifles, sin importar el calibre deben ser registradas.

El empadronamiento consiste en la toma de la huella balística, obtenida a través de la aplicación de pruebas técnicas realizadas al arma de fuego, afirma el comunicado.

Cabe resaltar que cuando se ponga en marcha este decreto, las personas naturales o jurídicas, que pretenda adquirir un arma, o renovar el permiso de porte o tenencia, deben agendar una cita a través del sitio web del Departamento Control de Comercio de Armas y Explosivos – DCCAE.

“Si el ciudadano no realiza el proceso de empadronamiento, no podrá renovar el permiso de porte o tenencia, quedando inmerso en las causales de incautación y decomiso del arma por parte de las autoridades”, informa el comunicado.