A partir de este año los proveedores, concesionarios y ciudadanos dedicados a la venta de vehículos deberán entregar a los consumidores una serie de aspectos mínimos en seguridad de los vehículos. Según el Gobierno tan solo 1 de cada 10 compradores tiene en cuenta la seguridad.

La resolución de la Agencia Nacional de Seguridad Vial dispone la obligatoriedad de incluir determinada información de seguridad en la publicidad y en cualquier tipo de soporte dirigido a los consumidores, así como en los manuales del propietario.

“Sistema antibloqueo de frenos, control electrónico de estabilidad, alerta de colisión frontal o sistema avanzado de frenado de emergencia, sistema de sujeción infantil (no aplica para vehículos de carga) y sistema de bolsa de aire o Airbag son los aspectos mínimos que deben informar los vendedores”, informó Luis Felipe Lota, director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

También señaló el director que no solo los vehículos deben tener esta información, en el caso de los productores o proveedores de motocicletas deberán informar al comprador si cuentan con frenos ABS, encendido automático de luces o sistema de luces de circulación diurna.