La Asociación Colombiana del Petróleo hizo un llamado al Ministerio de Minas y a la Agencia Nacional de Hidrocarburos para agilizar los trámites y procesos normativos que dan vía libre al desarrollo de proyectos de exploración y que ya tienen contrato de asignación. En el último año se tenían suspendidos 62 contratos, de los cuales se logró destrabar 12; es decir, 50 proyectos siguen a la espera. El problema es que, además de los trámites administrativos, se suman las consultas previas, las cuales avanzan, pero no al ritmo que requiere la industria petrolera. Están congelados al menos USD 700 millones que las empresas proyectan invertir para exploración y explotación en el país.

El representante de las petroleras, Francisco Lloreda, sostiene que la reactivación del sector requiere de mayor impulso y las petroleras piden perforar mínimo cien pozos anuales.