CM& conoció varias de las evidencias en poder de la Fiscalía, contra una red de magistrados, fiscales y abogados que estarían al servicio del narcotraficante alias ‘Mellizo’. El testigo estrella del caso, Marco Tulio Quintero, reveló detalles del proceso contra el magistrado de Justicia Y Paz, Eduardo Castellanos.

El magistrado Eduardo Castellanos fue detenido en octubre, en su oficina en los despachos de Justicia y Paz del Tribunal de Bogotá, acusado de recibir 50 mil dólares por parte del narcotraficante alias ‘Mellizo’.

Contra el magistrado existe un dosier de pruebas en poder de la Fiscalía, que pondrían en evidencia la conformación de una red ilegal de funcionarios judiciales, entre ellos magistrados, fiscales y abogados que buscaron favorecer al narcotraficante, a cambio de altas sumas de dinero.

Uno de los abogados de alias ‘Mellizo’ confirmó en entrevista con CM& que el magistrado recibió los 50 mil dólares.

“Los 50 mil dólares, en dos partidas de 20 mil dólares y una de 10 mil dólares, no se entregaron con una finalidad exacta, se hizo con el ánimo de comprometerlo para futuros favores que se necesitaran”, señala el abogado.

Quintero, quien decidió colaborar con la Fiscalía a cambio de recibir una inmunidad total, explica que ‘Mellizo’ quería aprovechar la amistad que el abogado tenía con el magistrado.

“Se me empezó a inducir a influenciar para que con mi amigo llegara a un acuerdo económico para una no exclusión, él ejecutó actos y como dice el vulgarismo ‘calentó el parche’, y entonces se volvió en una papa caliente, y nadie quería saber de eso”, agrega.  

Publicidad

El abogado dice que teme por su vida, dado que antes de colaborar con la Fiscalía, buscaron que cambiara su versión sobre las irregularidades.

“Me estaban haciendo seguimientos y sabían de las citaciones de la Fiscalía”, añade.

Quintero incluso grabó al magistrado como un sustento ante alguna represalia de alias ‘Mellizo’, dado que el narcotraficante desconfiaba de las entregas de dinero.

  • Marco Tulio Quintero: Pero si recibí plata para usted.
  • Magistrado Eduardo Castellanos: Sí, pero no hay ninguna declaración ni del Mellizo, ni de nadie.
  • Marco Tulio Quintero: Lógico, porque la prueba soy yo.
  • Magistrado Eduardo Castellanos: Por eso quién le va a preguntar eso.
  • Marco Tulio Quintero: Yo le pregunto a usted una cosa, si en el peor de los casos a mí se me contraprueba, ¿yo que hago?, soy el más infeliz, el más llevado del hij***uta.
  • Magistrado Eduardo Castellanos: No hay como contraprobarle eso.

La Fiscalía investiga si más magistrados están inmersos en las irregularidades y se revisan las actuaciones de la exfiscal Hilda Niño.