Una pronta respuesta a la expulsión de 23 diplomáticos rusos del Reino Unido debido al envenenamiento del exespía Serguéi Skripal y su hija Yulia, prometió el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

«La respuesta será muy pronto, se lo aseguro», dijo el canciller ruso al contestar una pregunta de la prensa en los pasillos del foro «Rusia, un país de oportunidades».

Explicó que antes de hacer públicas las medidas de represalia Moscú informará de ellas a Londres.

«Entenderéis que, como personas corteses que somos, primero informaremos de la respuesta a nuestros colegas británicos», agregó.

Por su parte, la portavoz de Exteriores, María Zajárova, volvió hoy a hacer un llamamiento a Londres a «presentar todos los materiales existentes relativos al incidente que, según ellos, está vinculado al uso de armas químicas en territorio de Gran Bretaña».

En rueda de prensa, señaló que Londres se ha negado a proporcionar a Moscú información sobre el caso, así como muestras de «la sustancia química hallada en la escena del crimen».