El proceso contra 9 oficiales del Ejército acusados de trabajar para Alias Don Diego, jefe mafioso del Norte del Valle, fue anulado en las ultimas horas por fallas de procedimiento…

La decisión sacará de la cárcel a doce militares, entre ellos dos coroneles, tres mayores y dos capitanes… El acusado de ser el cerebro de la operación continuará preso pero por su responsabilidad en otro caso.

El Tribunal Superior de Cali anuló  el proceso de los infiltrados de Don Diego en el Ejército, porque según los magistrados los militares implicados debieron ser procesados por el nuevo sistema ya que sus capturas se produjeron en agosto de 2007 cuando ya estaba en funcionamiento el sistema oral…

Ya pasaron dos años desde que los militares fueron capturados, en medio de un escándalo que incluía según el capitán retirado del Ejército Manuel Pinzón, testigo estrella del proceso, un plan para rescatar al extraditable Eugenio Montoya, hermano de Don Diego, durante un posible traslado de la cárcel de Combita a una diligencia judicial en Bogotá.

Según Pinzón, el líder del grupo elite de Don Diego era el mayor Juan Carlos Rodríguez, alias Zeus. Los uniformes y los pertrechos militares que utilizarían para camuflar el operativo de rescate fueron comprados en Bogotá y enviados a Zarzal, Valle del Cauca.

Ya en el Valle, los uniformes y los hombres de Don Diego, según el testigo, fueron escoltados por el Ejército.

“El teniente llevaba atrás una especie de grupo especial. Yo le entregué 500.000 pesos por el traslado sin que los soldados se dieran cuenta”.

Con base en las pruebas y seguimientos telefónicos la Fiscalía capturó los coroneles Javier Escobar y Álvaro Quijano así como a los capitanes Alejandro Hernández, Fernando Wilches Ramírez, los mayores Wílmer Mora, Carlos Gilberto Gil, y William Ortegón y al cabo Efraín Porras, entre otros.

La Procuraduría desde 2007 pidió en cinco oportunidades la nulidad de la investigación porque se debía adelantar por el nuevo sistema. Las peticiones fueron negadas sistemáticamente por la Fiscal del caso hasta que ahora, en etapa de juicio, el Tribunal Superior de Cali le dio la razón al Ministerio Público, ordenó la libertad de todos los detenidos y anuló toda la investigación.