Jair Cortés, el líder tumaqueño de sustitución de cultivos de coca que fue asesinado hace dos semanas, estuvo con el vicepresidente Óscar Naranjo en la víspera de su muerte y con otros líderes de su comunidad, para hablarle precisamente de sus problemas de seguridad.

Noticias UNO