La Corte Suprema hizo un llamado de atención a los abogados y demás partes involucradas en el proceso que se adelanta contra el senador Álvaro Uribe Vélez por una supuesta manipulación de testigos.

El magistrado ponente del caso, César Reyes, miembro de la Sala de Instrucción, advirtió que tanto los abogados defensores, la parte civil, los testigos y los congresistas investigados, es decir, Álvaro Uribe y Álvaro Hernán Prada, deben abstenerse de divulgar lo que ocurra en las diligencias.

El magistrado manifestó su preocupación por la filtración que se viene presentando sobre el contenido de declaraciones; algunos testigos han dado entrevistas que violan la reserva del proceso y afectan la investigación, dijo el magistrado.

Recuerda la Corte que el principio de reserva sumarial no es «letra muerta», sino que debe ser respetado tanto por los funcionarios judiciales como por todas las demás partes interesadas. El magistrado advierte que quien viole ese principio se expone a una multa de uno a cinco salarios mínimos mensuales. ¡Vamos a ver si esto se cumple!