La Misión de Veeduría Electoral de la OEA, por medio de un comunicado manifestó su preocupación por las agresiones de las que han sido víctimas algunos candidatos a la presidencia y otros actores políticos durante actividades de campaña, por lo que piden que estos hechos sean aclarados lo más pronto posible.  

“Es importante que de cara a las próximas elecciones presidenciales, tanto actores políticos como la ciudadanía eviten la polarización e intolerancia en sus discursos y expresiones”, asegura la Misión.

De igual manera, la MVE manifestó durante la jornada de votación del pasado domingo fue evidente la “falta de coordinación entre quienes entregaban el material y quienes lo recibían”.

Asimismo, denunciaron que “se observaron practicas de voto asistido de manera recurrente en todos los departamentos donde estuvo presente. En muchos casos, sin preguntarle al votante, el acompañante marcaba la papeleta. Sumado a esto, presenció la utilización de celulares para captar imágenes de las boletas una vez marcadas”.  

La Misión de Veeduría se pronunció frente a la problemática que se presentó durante esta jornada de votación cuando faltó material electoral para la Gran Consulta en varios puntos del país e indicaron que “la disponibilidad de una cantidad suficiente de tarjetones debió garantizarse con anticipación para asegurar el derecho al sufragio y evitar el uso de soluciones artesanales, como la eventualmente puesta en práctica por la Registraduría mediante el uso de fotocopias”.

“La Misión expresa su preocupación por el bajo porcentaje de candidatos que antes de las elecciones informó a la ciudadanía sobre los orígenes y usos de los recursos de sus campañas”, denunció.

La MVE aseguró que Colombia dio un paso importante para fortalecer las posibilidades de participación política de las mujeres.

“En materia de orden público, la jornada electoral de ayer ha sido la más tranquila en muchos años. Ello merece ser reconocido y celebrado”, concluyó.