Ante el Consejo de Estado la defensa de la exrepresentante a la Cámara, Aida Merlano, presentó el recurso de apelación en contra del fallo que le decretó la muerte política por haber superado el tope de los gastos de la campaña electoral para las elecciones al Congreso 2018 – 2022.

En el recurso se argumenta que la excongresista “presenta episodios de amnesia u olvido”, al indicar que cuando en su momento “se le preguntó si del Consejo de Estado se le ha notificado la existencia de actuaciones en su contra, ha dicho que nadie de esa corporación la ha notificado”, sin embargo, al revisarse los expedientes que cursan en su contra, se demuestra lo contrario, pues “aparecen notificaciones de autos de admisión y ahora del fallo que aquí se recurre, lo que nos lleva a pensar que la señora Aida Merlano Rebolledo, no está en capacidad de recordar quien o quienes la visitan y qué le notifican”. 

Agregó que “según su propia manifestación, después de haber consumido las 20 pastillas de Rivotril y 18 de Zolpidem, su memoria no le permite recordar cosas, ni comprender el alcance de las mismas, situación que podría ser corroborada por esa H. Corporación, con un dictamen médico legal”.

“Con base en lo anterior, invoco la nulidad de la actuación, en el entendido de que la demandada Aida Merlano, no obstante haber sido notificada personalmente del auto admisorio de la demanda y ahora del fallo que se recurre, no ha estado consciente sobre la trascendencia de la misma, razón por la cual jamás se defendido ni otorgó poder para el ejercicio de su defensa técnica; sin embargo, con el presente recurso se aportarán los documentos atrás referidos”, agrega el recurso.

A la excongresista el Consejo de Estado le decretó la pérdida de investidura porque se encontró responsable a Merlano de haber incurrido en la falta de haber superado el tope máximo de la financiación de la campaña electoral establecido por la ley.

Indicó en su momento la corporación judicial, que según la información recolectada “es claro que ochocientos ochenta y cuatro millones ciento treinta y dos mil ciento sesenta y tres pesos con diez centavos ($884.132.163,10) es el monto máximo de gastos que cada uno de ellos (candidatos al Congreso) podía invertir en su campaña política, para los comicios electorales del 11 de marzo de 2018”.