Una pareja de franceses dedica su tiempo a una escuela de fútbol para que los niños de un barrio de Bogotá estén más expuestos al éxito deportivo que a la violencia.

Los niños del barrio el Paraíso de Ciudad Bolívar, se han visto envueltos en problemas de drogas y delincuencia, por estar en la calle sin nada que hacer.

La fundación Goles con sentido, busca ocupar el tiempo libre de los niños y jóvenes, incentivándolos a jugar futbol.

Esta fundación cuenta con la ayuda de Marc Cantin e Isabel López, una pareja de escritores franceses, que cada domingo se reúnen con estos 120 niños que encuentran un lugar para olvidar sus problemas.

Publicidad

Esta fundación nace como escuela de Futbol hace 4 años en el barrio el paraíso, donde Juan Ramón Espinel, un futbolista de tan solo 19 años decide ayudar a su comunidad, brindado un espacio de integración y formación, no solo deportiva sino además de valores.

En este momento Juan Espinel se encuentra en Estados Unidos buscando el patrocinio para cumplir el sueño de brindarles un espacio de recreación, deporte y educación a los niños de su comunidad.