La capital de Argentina vive hoy una condición que contradice su nombre. Desde hace tres días los pastizales de sus alrededores están ardiendo y la ciudad entera se trastornó porque no tiene aire respirable.

Hoy no pudo salir ningún vuelo y el tránsito está restringido por varios sectores de la ciudad porque la falta de visibilidad ha ocasionado la muerte de doce personas en accidentes automovilísticos.

Hoy el humo en Buenos Aires, Argentina fue más espeso que los últimos tres días. La capital se encuentra invadida de monóxido de carbono, a causa de los incendios, provocados, según las autoridades, por agricultores de la zona que queman los pastizales para fertilizar la tierra  a bajo costo. Ya son dos los detenidos que tendrán que declarar por su supuesta responsabilidad en la tragedia ambiental que afronta la ciudad. Los aeropuertos permanecen cerrados, las calles bloqueadas para evitar nuevos accidentes y el comercio, ya comenzó a cerrar sus puertas por el daño a la salud que esta causando el humo. La oficina de ambiente de la nación en un comunicado aseguró que según las condiciones meteorológicas, el humo continuará sobre la ciudad que tiene más de 70 mil hectáreas afectadas por los incendios.