Los movimientos de las personas se vuelven más lentos después de los 40 años… Esto obedece a que el cerebro pierde capacidad para ejecutar órdenes simultáneas… el estudio científico, de UCLA, también deja claro que, después de los 40, las personas pueden seguir aprendiendo hasta prácticamente el final de su vida