El proyecto anticorrupción, que contempla mayores sanciones para los corruptos y la eliminación del beneficio de casa por cárcel, está agonizando.

El proyecto de mayores sanciones para la corrupción, suscrito en conjunto por el Gobierno y la Fiscalía, que tiene mensaje de urgencia y recoge el texto aprobado en la legislatura pasada en tres debates, pero que se hundió a última hora en la Cámara de Representantes por falta de trámite, ya comenzó a ser torpedeado por congresistas que cambiaron de opinión.

El otro proyecto que elimina el beneficio de la casa por cárcel y que cursa ya su tercer debate, no fue aprobado hoy en la Comisión Primera del Senado porque los senadores denuncian que en la Cámara lo cargaron de micos y que así como está no sirve para nada en la lucha anticorrupción.

Es que en temas de corrupción, donde menos se espera salta la liebre o, en este caso, saltan mil micos. Requiescat in pace, dadle señor el descanso eterno.