A raíz del trágico accidente en el que murió Danna Méndez, la ciclista de 15 años que ya era una joven promesa del ciclismo colombiano, se han escuchado voces de rechazo a la imprudencia de los conductores en las carreteras del país.

Aunque las primeras versiones indican que en el accidente de la joven deportista no hubo propiamente una imprudencia, sino un tropiezo durante un adelantamiento, es necesario recordar las normas que protegen a los ciclistas, pues solo en el primer semestre del 2019 van más de 246 pedalistas muertos, y más de 1.400 heridos, en accidentes de tránsito. 

Publicidad

Nairo Quintana, en medio del dolor por la muerte de Danna, recordó la distancia de vida para ciclistas: 1,50 metros.


Le puede interesar: Así fue el accidente que le arrebató la vida a Danna Méndez, la joven promesa del ciclismo colombiano


Egan Bernal, ganador del Tour de Francia, había hecho un llamado hace pocos días con base en las alarmantes cifras, que para ese momento daban cuenta de 206 víctimas.

Al mensaje también se sumó en las últimas horas el director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Luis Felipe Lota, sobre fallecimiento de la joven ciclista Dana Valentina Méndez.

Las campañas han sido repetidas. Hace apenas unos meses, Rigoberto Urán trabajó en una de ellas para que los conductores respeten la distancia.

Otro mensaje de Rigo en plena carretera. 

Winner Anacona, ciclista del Movistar, regañó a los conductores que aprovechan el carril de los ciclistas para adelantar en contravía. En su momento, por poco provocan un accidente.

Hay que recordar que la norma de adelantamiento a ciclistas es una ley contemplada en el código nacional de tránsito. “Todo conductor de vehículo automotor deberá realizar el adelantamiento de un ciclista a una distancia no menor de un metro con cincuenta centímetros (1.50 metros) del mismo”, reza el Artículo 17.