Moody’s, la calificadora de riesgos financieros, rebajó la nota del Reino Unido tras su salida de Europa, porque según sus análisis, fuera de la comunidad económica, le quedará difícil recuperar sus niveles de crecimiento.

Luego de que en junio se aprobara el Brexit, es decir la separación del Reino Unido de la Unión Europea, la agencia de calificación de Riesgo Moody’s, bajó en un escalafón la nota de dicho país, al pasar de Aa1 a Aa2.

La decisión de la agencia calificadora fue argumentada en el debilitamiento de las finanzas públicas y el endeudamiento que seguirá creciendo, como consecuencia de la disminución económica del Reino Unido a mediano plazo tras su salida de la Unión Europea.

Moody’s analizó las consecuencias del Brexit en la economía británica y concluyó que el país  no podrá recuperar los niveles históricos de crecimiento en los próximos años, porque la Unión Europea era su mayor socio comercial.

La agencia de calificación de riesgo considera que el Reino Unido no va a ser capaz de acordar algún tipo de acuerdo comercial que compense el impacto económico negativo con el Brexit.

Noticias UNO.