Este lunes Luka Modric ganó el premio ‘The Best’ de la FIFA a mejor jugador del mundo de la temporada pasada, levantando por primera vez este importante trofeo.

El croata se impuso en la votación a Cristiano y al egipcio Mohamed Salah, rompiendo la hegemonía del astro luso, que se había llevado este premio las dos veces que se había entregado hasta ahora desde su creación en 2016.

«Es un gran honor y un bello sentimiento estará aquí con este increíble trofeo. Me gustaría felicitar a Cristiano y a Salah por la gran temporada que hicieron. Seguro que en el futuro tendrán otra oportunidad de estar aquí», dijo Modric.

«El premio no es solo mío, es también de mis compañeros del Real Madrid y Croacia, de mis entrenadores, y de toda esa gente sin la que no sería posible. También quiero dar las gracias a mi familia, sin su apoyo no sería quién soy, son mi ‘The Best’. También me acuerdo del equipo que en 1998 quedaron terceros, fue mi inspiración. Ojalá que también seamos una inspiración para las próximas generaciones», explicó el deportista.