El presidente francés Emmanuel Macron llegó a Estados Unidos para una visita de tres días en los que, según expertos, tratarán varios temas espinosos que pondrán a prueba su amistad con el presidente Donald Trump.

Emanuel Macron aterrizó en la base aérea de Andrews, a las afueras de Washington, acompañado de su esposa Brigitte.

Allí fue recibido con altos honores, convirtiéndose en el primer mandatario en ser acogido con las ceremonias de una visita de estado en los 15 meses que lleva Donald Trump en el poder.

De hecho, Trump y su esposa Melania, invitaron a los Macron a una cena en Mount Vernon, la histórica residencia del primer presidente estadounidense, George Washington.

El acuerdo nuclear con Irán, la situación en Siria, el medio ambiente y la relación comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea son algunos de los temas que tratarán en los próximos días.

Este martes, Macron tendrá una reunión bilateral con Trump, seguida de una visita al Departamento de Estado y una cena de Estado; y el miércoles dará un discurso ante el Congreso.