El soldado William Domínguez, que probablemente será liberado en las próximas horas, completó dos años secuestrado por la guerrilla…  Hoy hablamos con su mamá, doña Ana Elvia Castro.

El 22 de enero de 2007, el ejército enfrentó a las FARC en Remolinos del Caguán, Caquetá.

El único militar herido y secuestrado fue el soldado William Domínguez.

“Decirle a mi mamacita que la quiero mucho”

Ella solo supo que a su hijo lo tenían las FARC, 5 meses después, cuando recibió la primera prueba de supervivencia, la misma en la que el soldado mencionó al hijo de Clara Rojas.

“Un niño que siempre anda con ellas para todos lados…”

Cree que el tiempo de angustia terminó, que sus oraciones ya fueron escuchadas y que posiblemente, sus peticiones, serán concedidas.

“Me pues a pedirle a mi Dios con mi alma, con mi amor, con mucha fe”. Dice que al verlo, manifestará su alegría en sus habilidades culinarias.

“Un sancocho con gallina y una buena ensalada de aguacate” Y también para el recibimiento, traerá de su memoria los detalles del 28 de diciembre de 2006, el día que vio a su hijo por última vez, mientras cantaba, al paso de una serenata, su canción preferida…

Publicidad

“Pues yo voy a recibir a mi hijo con unas buenas canciones que le voy a cantar” Dice que la larga espera pudo soportarla, así fuera con lágrimas, repitiendo cada día la canción de su hijo.