José María Armenta, el magistrado que se autoescrituró un predio millonario en Sapzurro, Chocó, ahora sostiene que sus vecinos le regalaron los tubos del acueducto comunal y todos los postes de energía.

El último predio colombiano en la frontera con Panamá sobre el Mar Caribe es la finca La Diana que, según lo ratifican sendos fallos de Corte Suprema y la Corte Constitucional fue vendida por la familia Laguna Navas.

El abogado del vendedor de otrora no sólo ocupa una parte del predio, sino que invade el resto y ahora asegura que en la inspección de policía, le regalaron los postes de luz y los tubos del acueducto público para que él los utilice con exclusividad.

Pero el magistrado José María Armenta, vitalicio en el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, se ha empecinado en reclamar como suyo, pues asegura que se lo dieron junto con su hermano por ganar el litigio, que en realidad perdió.

Noticias Uno