A través de un oficio de declaración juramentada, Rafael Calderón Valbuena, magistrado auxiliar del despacho del magistrado de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, Fernando Castro, negó cualquier tipo de vínculo con los abogados Leonardo Pinilla y Luis Gustavo Moreno, ambos implicados en un escándalo de corrupción.

El funcionario indicó que tanto Pinilla y Moreno si ingresaron en tres ocasiones a la Corte Suprema de Justicia, pero con ocasión del proceso que este lleva contra el exrepresante a la Cámara, Carlos Alberto Escobar, condenado por parapolítica.

Valbuena aclaró que Moreno y Pinilla, eran los abogados del excongresista e ingresaron al alto tribunal “ocasión al desarrollo de la investigación” pues “autorizó telefónicamente, previa programación de diligencias, el ingreso a las dependencias del piso noveno de la Corte Constitucional, al abogado Leonardo Pinilla, quien participó de las diligencias programadas dentro del trámite”.

“En el archivo que reposa en el computador de la Corte, el cual está a mi cargo y lo utilizo para el cumplimiento de mi labor, aparecen tres ingresos del citado abogado Leonardo Pinilla: el 30 de enero de 2013, en la que intervino en la recepción del testimonio de Piedad Córdoba, el 8 de octubre de 2012 en horas de la mañana y ese mismo día en horas de la tarde, para la ampliación de indagatoria al procesado en horas de la tarde” agregó.

Afirmó que las únicas veces que autorizó el ingreso de los abogados “lo hice única y exclusivamente para practicar diligencias judiciales dentro de este radicado en la sala de audiencias, por lo cual manifiesto bajo la gravedad del juramento, que no tengo nexos de carácter personal, familiar, social ni de ninguna clase con los mismos”.

Paola Santofimio