El magistrado del Consejo Seccional de la Judicatura de Cundinamarca Rafael Vélez Fernández acusó a varios magistrados del polémico Consejo Superior de la Judicatura de presionarlo para tomar una decisión en la que estaba interesada una representante de la Comisión de Acusaciones… Las revelaciones están en una entrevista que el magistrado Vélez le concedió a la periodista Cecilia Orozco en El Espectador…

El magistrado asegura que fue presionado para sancionar a un abogado que tenía diferencias con un familiar de la congresista y actriz Lucero Cortés.

Un caso de intrigas y tráfico de influencias desde el Consejo Superior de la Judicatura fue denunciado hoy por el magistrado de la Seccional Cundinamarca, Rafael Vélez Fernández.

El magistrado reveló que hace un mes fue suspendido de su cargo por que no hizo caso a sus superiores de sancionar a un abogado que había llevado un caso de un familiar de la representante a la Cámara Lucero Cortés, miembro de la Comisión de Acusaciones que procesa a los altos magistrados.

Publicidad

“El año pasado me habló en una primera ocasión sobre ese caso el doctor Jorge Alonso Flechas Díaz, magistrado de la Sala Disciplinaria”.

Este año, funcionarios de la nueva Sala Disciplinaria del Consejo de la Judicatura, lo buscaron otra vez.

“El magistrado Angelino Lizcano me dijo que… me preguntó en primer término por el caso de la Señora Lucero Cortés, y yo le dije como iba procesalmente ese caso y luego me llegó a proponer que si podía concertar una cita con ella para que yo le explicara”.

Igual hizo, según el funcionario, la magistrada Julia Emma Garzón de Gómez.

“Me dijo lo mismo me inquirió sobre el caso y luego de dar explicaciones de cómo iba el caso, me dijo que ese abogado había que sancionarlo”.

Hace un mes el magistrado Vélez fue sancionado con un año de suspensión, por los mismos que trataron de influir en su decisión presuntamente para favorecer a una congresista.

“Como no obtuvieron ese resultado, han tomado esa retaliación y por eso atribuyo que se ha revivido ese proceso  que no correspondía, que no cabía revivirlo, para imponerme esa sanción, para escarmentarme, para tomar venganza o para cualquier otra razón. Se ha actuado en realidad con bajos instintos”.

Por eso el magistrado Vélez Fernández denunció por prevaricato a los magistrados Temístocles Ortega, María Mercedes López, Julia Emma Garzón y Marta Patricia Zea, por prevaricato, ante la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes, corporación de la que forma parte la representante Lucero Cortés.