Sigue siendo noticia la polémica elección de los magistrados del Consejo Superior de la Judicatura, y la posible influencia que puedan tener en la suerte del proceso por la parapolítica…

En el centro de la polémica están dos de los nuevos magistrados señalados por ser ahijados políticos de congresistas investigados por parapolítica… Hablamos con ellos que sostienen que sus decisiones serán totalmente independientes.

Los nuevos magistrados de la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura, Pedro Alonso Sanabria y Ovidio Claros,  ya en sus nuevos despachos, insisten en defender su independencia.

El magistrado Sanabria reclama  que en su elección no tuvo padrinos y que logró la designación gracias a su campaña -oficina por oficina- con los congresistas… Dijo que nunca ha sido del grupo del senador Ciro Ramírez, hoy preso por parapolítica.

“El hecho de que él haya sido miembro del directorio conservador, senador y que yo haya sido candidato a la gobernación… la asociación se hizo para golpear el nombre de PAS al CSJ”

Sin embargo, desde 1990 existen registros periodísticos que dan cuenta de sus nombramientos como cuota política del senador Ramírez… Primero como gerente de la Caja de Previsión, en 1990; luego hizo parte de la lista a la Cámara, en 1998 y lo más reciente, en su campaña a la Gobernación…

Publicidad

Por su parte, el magistrado Ovidio Claros, a quien señalan como cuota de William Vélez, el representante a la Cámara de Mario Uribe, asegura que contra él hay una persecución…

“Cuando yo llegué a ser contralor, antes de mi elección, yo era el más bueno del mundo, yo calificaba para todo y me ofrecían de todo…. Paso, por obra y gracia de una aspiración, a ser otra clase de gente, otra clase de persona”…

Pero en ese momento, ya había sido suspendido por 30 días en el ISS porque se concluyó que había favorecido a un contratista. A pesar de la sanción y gracias a una confusión con su número de cédula en la resolución sancionatoria, se posesionó en el cargo.

“Colombia es un país de caníbales, donde desbaratan a cualquiera cuando hay procesos que podrían iniciarse”.

Los dos magistrados aseguran que esas designaciones siempre han generado ruido y que sus decisiones serán en derecho.