Una fuerte lluvia que duró aproximadamente 30 minutos fue lo suficiente para inundar calles y avenidas de la ciudad de Nizhny Nóvgorod, una de las sedes mundialistas, en donde el próximo jueves la Selección Argentina enfrentará a Croacia.

La creciente subida del agua y las fallas en el principal sistema de drenaje, ocasionaron el taponamiento de las calles dejando varios conductores atrapados dentro de sus vehículos.

Fanáticos de las diferentes selecciones que se alojaron en la ciudad tuvieron que resguardarse de la fuerte lluvia. Sin embargo, minutos más tarde, todo volvió a la normalidad.