Una madre de Sincelejo tuvo hoy el mejor día de su vida. La policía la rescató del cautiverio al que la había sometido, hace cinco años, uno de sus hijos. Ella es doña Esilda Lastre, que permaneció encadenada a un palo y durmiendo sobre una tabla en el patio de su casa. Hoy su celebración, con la Policía, fue notoria.

A sus 73 años lo que menos se imaginó Doña Esilda Lastre es que precisamente hoy,  día de la madre,  recibiría el mejor regalo de su vida pero no precisamente de su hijo mayor, sino de la policía.

“En este palo la encontramos encadenada, ahí dormía.”

Esta anciana, llevaba cinco años encadenada por cuenta de su hijo, en el patio de su casa en el barrio Camilo Torres de la ciudad de Sincelejo…

“Eterno para mi”

Según cuenta su otro hijo, quien conocía la situación de su mamá, y quien aseguró que no podía hacer nada por ella. 

“Mi hermano me decía que no me dejaba entrar y que me amenazaba, él no dejaba entrar porque a la puerta le echaba corriente.”

Hasta que fue rescatada esta mañana.

“Se acercó una patrulla que escuchó los alaridos de una persona que pedía  auxilio”.

Gritos que Doña Esilda pudo convertir en  alaridos de felicidad, su cautiverio por fin había terminado. Por eso no paraba de cantar y bailar.

A esta hora el carcelero e hijo mayor de doña Esilda se encuentra a órdenes de la Fiscalía, mientras la anciana permanece bajo la protección de la policía de familia de Sincelejo.