Mañana Bolivia decidirá si Evo Morales sigue en la presidencia de ese país.

Las encuestas predicen que Morales ganará el referendo revocatorio, y los analistas políticos aseguran que, aún ganando, quedará débil.

Como un examen a su gobierno toma el referendo revocatorio, el presidente de Bolivia Evo Morales. Según el mandatario, mañana, él, su vicepresidente y ocho de los nueve prefectos del país, ponen aprueba sus políticas y el trabajo realizado en tres años.

1770 mesas están habilitadas para que los bolivianos ratifiquen o saquen del poder al presidente que se ha enfrentado ya a varias crisis políticas y económicas.

Evo podrá ser revocado de su mandato si el no, obtiene mas del 53.74% o más de 1´544.374 votos, que fueron los que lo llevaron a la presidencia en 2005. Los prefectos en cambio perderán su puesto si él no gana por la mitad más uno.

En Bolivia y en Venezuela varios grupos de manifestantes salieron a las calles para apoyar a Evo Morales, quien se siente confiado. Las últimas encuestas lo ratifican en el poder, pero también dejan ver que su popularidad en los tres años de periodo se ha disminuido notablemente.

Publicidad