Con 29 ausentes, entre ellos Iván Márquez, “Romaña” y “El Paisa”, empezó la reunión política de la FARC para evaluar el primer año y medio sin armas y el ingreso a la política. El partido confirmó que no logró contactar a dos de los antiguos jefes que debían asistir.

El exjefe negociador en el proceso de paz, Iván Márquez, fue el principal ausente en la reunión en la que la FARC trata de impulsar la reincorporación de los excombatientes y su entrada a la política.

Tampoco estuvo presente alias “El Paisa”, quien abandonó junto a Márquez la zona de capacitación en el Caquetá.

“Romaña” tampoco asistió a la cita. Estos tres exguerrilleros abandonaron durante los últimos días los esquemas de protección que eran su único contacto con el Estado.

Hay unos que por diversas circunstancias no pudieron venir. Llegaron más de 80 de los 111

indicó Timochenko.

“Las informaciones que tenemos es que no han desistido del proceso de paz, no hay evidencia que se hayan ido del país […] Tienen profunda desconfianza por la orden de extradición contra Santrich y el operativo militar”, sostuvo el senador Iván Cepeda. 

Sin mencionar ningún nombre, el partido informó que uno de los ausentes argumentó razonas de seguridad, dos no pudieron ser contactados porque no conocen su ubicación, cinco no respondieron, cinco renunciaron al partido y otros están enfermos o enfrenan problemas económicos.