Los ataques rusos en Siria han provocado más de 18.000 muertos, de los que casi 8.000 eran civiles, desde el inicio de la intervención militar de Moscú en apoyo al régimen sirio, en 2015, afirmó este una oenegé.

Según Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), «18.096 personas murieron en ataques rusos en Siria entre septiembre de 2015 y septiembre de 2018, incluidos 7.988 civiles, un 44% del balance total».

Entre las víctimas figuran también 5.233 combatientes del grupo yihadista Estado Islámico (EI) y 4.875 combatientes de diferentes grupos rebeldes, islamistas y yihadistas, según el OSDH, con sede en Reino Unido y que dispone de una amplia red de fuentes de información en Siria.

Rusia interviene en Siria en apoyo al régimen de Bashar al Asad desde el 30 de septiembre de 2015, y siempre ha negado haber dirigido sus ataques contra civiles.

Su implicación en la guerra siria hizo cambiar el signo del conflicto.

Antes de la intervención rusa, «el régimen sólo controlaba 26% del territorio sirio», en tanto que el EI más del 52%, según el OSDH.

Actualmente, las fuerzas leales al régimen controlan dos tercios del territorio, mientras que el EI casi quedó borrado del mapa debido al efecto de dos ofensivas diferentes, la dirigida por el régimen y su aliado ruso y la liderada por Estados Unidos, que cuenta con apoyo de fuerzas árabo-kurdas.

Publicidad

Los rebeldes, que perdieron sus últimos bastiones en el sur del país y en los alrededores de Damasco en los últimos meses, están actualmente confinados en la provincia de Idlib.

Más de 360.000 personas han muerto en Siria desde el inicio de la guerra, en 2011.

Gracias por elegir la independencia.

Recuerde que puede ver Noticias UNO los sábados, domingos y festivos a las 8:00 p.m. por el Canal 1programa ganador de nueve premios India Catalina.

El noticiero es dirigido por Cecilia Orozco y presentado por Mábel LaraGermán Arango y Cristina Hurtado.

Lea aquí más informes de Noticias UNO