09/10/2017

Desde tempranas horas jóvenes estudiantes cerraron las puertas de entrada y salida de la Universidad Tecnológica del Chocó. Estos jóvenes  han gritado arengas,  han quemado llantas y estallado explosivos artesanales. Ellos manifiestan su inconformidad a la falta de clases las cuales hoy cumplen más de 2 meses.

Hace ya dos meses las clases se encuentran suspendidas a causa de un paro de docentes y de personal administrativo que reclama mejores tratos por parte de la dirección del centro de educación. Los estudiantes afirman que tomaron estas instancias por el desespero y preocupación  por su semestre e incluso por los recursos económicos ya invertidos.

Por otra parte, Jorge Enrique Perea González, presidente de la Asociación de Sindicato de Profesores Universitarios afirma que el semestre no está perdido, pero que con este acto los estudiantes solo entorpecieron los avances ya logrados.

Mientras los jóvenes de la UTCH piden que se llegue a un pronto acuerdo para retomar sus clases, el presidente del sindicato de docentes afirma que se debe pensar y replantear lo que se necesita y se requiere, no solo para el departamento del Chocó sino el país.

Sinthya Quintana – CM&