La desmovilización paramilitar en el gobierno Uribe fue un desorden, dijo Ernesto Báez, en reunión con la guerrilla y añadió que más de la mitad de las autodefensas se quedaron por fuera del proceso.