Masivo Capital, operador del Sistema Integrado de Transporte que presta su servicio en Kennedy y Suba, las dos localidades más pobladas de Bogotá, solicitó a la Superintendencia de Sociedades ser acogida en ley de quiebras.

En un documento firmado por el gerente de Masivo Capital, Carlos Iván Villegas, y dirigido al personal de dicha empresa, les anuncia a sus empleados la decisión, la cual defiende como una forma de salvar a la transportadora.

“Este mecanismo legal nos permite buscar acuerdos con los acreedores –especialmente Bancos y Proveedores- tendientes a una reestructuración de la deuda en condiciones que le permitan a la Compañía salir adelante”.

En su misiva, el gerente Villegas le da a entender a sus empleados que acogerse a la ley de quiebras es una estrategia. “Esto debido a que la ley prohíbe la terminación de los contratos de concesión por causa de este trámite”.

Publicidad

En la carta, el gerente de Masivo Capital argumenta su difícil momento económico en causas achacables a la Administración, la falta de entrega de infraestructura, las pérdidas generadas por los colados y el no reajuste en las tarifas.

Masivo Capital es la cuarta empresa del SITP que se declara en problemas financieros, ya antes lo había hecho Tranzit que opera en Usme y Coobús y Egobús que operaban en Fontibón y que ya fueron liquidadas, en este momento las empresas que manejan el 58 por ciento de la operación del SITP están en problemas financieros.

Noticias Uno, intento comunicarse con Villegas, pero no fue posible. Este medio también consultó a Transmilenio quienes aseguraron no tener conocimiento formal de la solicitud de Masivo Capital y por lo tanto se abstuvieron a pronunciarse.