Hoy terminó para 600 víctimas del conflicto armado en Santander la espera de muchos años para recibir, al menos económicamente, una compensación al dolor que la guerra les causó cuando les arrebato a sus seres queridos.

Más de 3.700 millones de pesos recibieron las familias de  Girón Lebrija y Bucaramanga, quienes desde muy temprano se congregaron en el auditorio del acueducto metropolitano de Bucaramanga a la espera de la anhelada ayuda.

A la fecha más de 20 mil personas de las 137 mil reportadas como víctimas en este departamento han sido indemnizadas con una cifra superior a los 136 mil millones. El magdalena medio santandereano, Barrancabermeja, Cimitarra, Landázuri, Sabana de torres y Lebrija, entre otras, son las regiones que más sufrieron los estragos del conflicto armado.

Complementario a este apoyo económico, estas víctimas recibirán ayudas en formación en proyectos de emprendimiento rural, para esto la alcaldía de Bucaramanga anunció el aporte de 1.500 millones de pesos para modernizar el centro de atención a víctimas de la ciudad.

 

Mercedes Ariza – Noticias UNO.