El caricaturista colombiano Matador sigue dando de qué hablar por cuenta de una de sus caricaturas, que fue calificada por cientos de internautas como “machista”. La polémica sigue viva porque el dibujante hizo una seguidilla de dos caricaturas más sobre el mismo tema, e incluso en una de ellas se retrató como víctima de una ‘inquisición digital’.

La detonación con una primera caricatura que hacía referencia al histórico hecho que se presentó el pasado 18 de octubre con la primera caminata espacial de las astronautas Jessica Meir y Christina Koch, fuera de la Estación Espacial Internacional.

Esta primera caricatura resultó fuertemente criticada en redes sociales, no solo por la audiencia feminista sino por usuarios en general. Lo llegaron a tildar de hacer “humor adolescente” y “machista”.

A esta voz de protesta, que se empezó a levantar en contra del caricaturista, se sumó la de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, quien de manera tajante mostró su inconformismo:

“Matador, las mujeres de Colombia y del mundo no somos unas compradoras compulsivas. Somos seres con intelecto, valores y capacidad de trabajar por generar una mejor sociedad con conocimiento, empatía y compasión para el progreso de todos, sin odios de género, ni ofensas a otros”, señaló.

El dibujante le respondió a Ramírez trayendo a colación una de las problemáticas que atraviesa el país, el asesinato de mujeres líderes.

“Valoro mucho que comentes mi caricatura de las féminas astronautas y su imaginativo ‘shopping’ espacial. Aunque en verdad me hubiese gustado que comentaras de igual manera los dibujos de las líderes asesinadas. Pareciera que vivieras en la luna…o en Venezuela”, señaló en sus redes sociales.

Pero acá no paró la polémica, pues Matador llevó ese argumento a una nueva caricatura, este lunes,  y que llamó ‘Gravedad… cero’, en la que de nuevo utiliza como referencia a las dos astronautas que supuestamente ‘habrían regresado de sus compras’.

La segunda caricatura de Matador no calmó los ánimos. Al contrario. Para muchos de sus seguidores, la actitud correcta debió ser una disculpa y no un llamado a que las mujeres escogieran una u otra indignación.

Cuando parecía que el tema había muerto, pues para miles una caricatura es un tema menor del que no se debía hacer una polémica, Matador hizo una tercera caricatura, este martes, que llamó ‘Inquisición Digital 2.0’, y que parece ser su respuesta definitiva a la controversia que han generado sus dibujos y que lo han hecho tendencia en Twitter durante tres días.

Vladdo, otro caricaturista colombiano, también mostró su rechazo hacia lo que había hecho su colega y aseguró que “meter la pata por falta de criterio y salir luego a posar de víctima no sólo reconfirma que en efecto hubo una falta de sensatez, sino que agrava la pifia original. || Tan simple que es reconocer un error y ofrecer disculpas (al fin y al cabo nadie es infalible)”.

Una caricaturista le respondió así:

Aunque Matador ha sido aplaudido durante varios años por su genialidad y tono a la hora de criticar, principalmente, al poder en Colombia, el artista también ha tenido que lidiar con las críticas de caricaturas que se han leído como racistas o clasistas: