Sabrina Kouider, de 35 años, y su marido, Ouissem Medouni, de 40 fueron condenados a treinta años de cárcel por torturar y asesinar a su niñera, la francesa Sophie Lionnet, de 21 años, en Londres el 20 de septiembre de 2017.

Según lo dio a conocer el tribunal, esta pareja sometió a ahogamientos, negó la comida y rompió varias costillas a Lionnet antes de matarla y quemar su cuerpo en el jardín de su casa en el barrio de Southfields de la capital británica.

Cuando los vecinos alertaron a los bomberos sobre el humo, Medouni les dijo que los restos calcinados eran una oveja.

El magistrado Nicholas Hilliard aseguró que el sufrimiento y la tortura que ejercieron sobre la joven fue «prolongado y sin piedad».

Según lo dieron a conocer las investigaciones, la pareja estaba convencida de que la niñera mantenía una relación con un antiguo novio de Kouider, el músico Mark Walton, fundador de la banda Boyzone.

El matrimonio, que estaba obsesionado con el músico, creía que la «au pair» le había dejado entrar a la casa para drogarles y abusar sexualmente de ellos.

Anteriormente, Kouider había denunciado a su exnovio ante la policía en cerca de treinta ocasiones, argumentando que había utilizado magia negra y había alquilado un helicóptero para espiarla, entre otras acusaciones.